16 abril 2016

Sword of the Highlands (Highlands #2), Veronica Wolff

  • Título: Sword of the Highlands (Highlands #2)
  • Autora: Veronica Wolff
  • Editorial: Berkley Sensation
  • Edición: Junio 2008
  • Primera edición: Mayo 2008
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Idioma: Inglés
  • Páginas: 308
  • ISBN: 9780425222485
  • Precio: 7,89 € 

  • "Ella tuvo que viajar en el tiempo...  
    En un momento, la restauradora de arte Magdalen Deacon deja de ser una rica heredera de Nueva York, fascinada por el sexy escocés retratado en un antiguo cuadro, para al instante siguiente retroceder en el tiempo a la Escocia del siglo XVII y embarcarse en el viaje más erótico de su vida.  

    Para encontrar al hombre de sus sueños...  
    El célebre libertino, James Graham, primer Marqués de Montrose, no sabe qué pensar de la extraña mujer que ha aparecido en su vida. Su acento es bastante extraño y además, Magda juega al golf y monta a caballo como un autentico guerrero escocés aunque James no duda en ningún momento que sus seductoras curvas y su suculenta boca sean definitivamente femeninas...  
    La guerra hace estragos en las Highlands, la tierra por la que James y sus hombres puede que tengan que dar su vida. Pero cuando Magda se enfrenta a un aterrador enemigo y a una gran decisión, sólo su héroe escocés será capaz de arreglar las cosas."
     

    Un aviso, aunque se considera el segundo libro de la serie, cronológicamente es el primero y, a pesar de que el tercero aún no lo he leído, estoy bastante segura de que cronológicamente seguirá a este. Como suele suceder con este tipo de libros no importa mucho el orden de lectura pero sí es cierto que los protagonista de los otros dos libros aparecen en este.

    Antes de empezar a hablar del libro debo hacer una confesión. Soy una absoluta fanática de los viajes en el tiempo donde la heroína viaja al pasado y encuentra a un hombre irresistible, especialmente si ese hombre va vestido con un kilt y va armado con una Claymore. No creo que nunca me canse de este tipo de novelas, posiblemente tendré ochenta años y seguiré esperando que un espejo, un cuadro (como en este caso) o el mismo retrete me teletransporte a los brazos de un guapo guerrero highlander.

    Bien, una vez dicho eso empezaré a despellejar (cariñosamente, por supuesto) el libro que nos ocupa.

    Magda aún se está recuperando de la pérdida de su hermano sucedida un año antes así que se vuelca en su trabajo como restauradora del Museo Metropolitano de Arte en Nueva York. Allí es dónde atisba por primera vez a nuestro protagonista, James, o bueno, más bien a su retrato. Hasta ahora todo suena bien, ¿verdad? Pues no, porque aquí donde ves a nuestra Magda, una de las mejores restauradoras, ni corta ni perezosa toca el cuadro, sin guantes, y cae derechita en los brazos de James Graham, en su cama. Y sí, no digo yo que la situación no tuviera su cosa pero yo estaba todavía recuperándome del hecho de que alguien osara tocar un cuadro de más de cuatrocientos años con las manos, y que ella fuera restauradora sólo lo hacía más inverosímil. Nadie de esa profesión lo habría hecho jamás, por muy "impelida" que se sintiera a ello.

    Por otro lado, James asume fácilmente que ella viene del futuro. Esto no es extraño puesto que ve un par de maravillas propias del s. XXI, lo que sí es extraño es que no parece manifestar ninguna curiosidad. ¿No sería lo normal acribillar a preguntas a alguien del futuro? Estoy segura de que a mí me tendrían que poner un bozal para impedirme seguir preguntando, ¿soy sólo yo?

    Sobre el desarrollo de la historia, la verdad es que la parte romántica se ve un poco opacada por la parte política, o más bien militar, de James. Durante esta parte la pobre de Magda prácticamente desaparece pasando a un segundo plano, muy segundo. Al terminarlo me di cuenta de que esto tiene un por qué, y es que la autora se documentó bastante a la hora de escribir esta historia, aunque deja claro que hay muchos cambios e invenciones. De hecho James existió de verdad, aunque no se parece en nada al Highlander que pobló mi mente mientras leía. En cuanto al final, me supo a poco, todo se solucionó muy rápido.

    Una historia con la que pasarás un buen rato, especialmente si te gustan este tipo de historias de viajes en el tiempo.

    Valoracion:

    3/5

    0 comentarios:

    Publicar un comentario